MUNDO BEHER

¿Puedo comer jamón si estoy embarazada?

El jamón es un alimento que provoca pasión y tradición especialmente en culturas donde es considerado una delicia culinaria. Sin embargo, cuando se trata de mujeres embarazadas, el consumo de jamón genera debate y preocupación ¿es seguro? ¿qué precauciones debería tener?

Despejamos todas tus dudas en este artículo.

¿Por qué es peligroso el jamón en el embarazo?

El jamón, ya sea serrano o ibérico, es un producto muy apreciado en muchas dietas, pero su consumo durante el embarazo viene acompañado de muchas dudas. La principal preocupación radica en el riesgo de contraer toxoplasmosis o listeriosis, infecciones provocadas por Toxoplasma Gondii y Listeria Monocytogenes respectivamente, ambas transmitidas por alimentos contaminados.

Por esta razón, durante el periodo gestacional, no está recomendado comer carne, pescado o lácteos crudos. Todos estos alimentos deben pasar por un proceso térmico o pasteurización para ser completamente seguros y acabar con los parásitos de la toxoplasmosis y las bacterias de la Listeria.

Consecuencias de la toxoplasmosis

comer jamon seguro beher

Durante el primer trimestre del embarazo se realiza, entre otras pruebas, una prueba de toxoplasmosis. Se trata de un análisis de sangre donde se determina la presencia de anticuerpos, es decir, se busca si en el pasado la mujer ha sufrido toxoplasmosis.

Si en esta prueba el resultado es positivo, la mujer embarazada ya estaría inmunizada y, por tanto, no habría riesgo de transmisión al feto. En caso contrario, pese a no causar serios problemas de salud a la mayoría de la población, para el bebé en gestación puede provocar diferentes daños según el trimestre en el que se encuentre, siendo menos grave conforme avanza la gestación.

Estos daños podrían ir desde retraso en el crecimiento intrauterino, afectación a nivel cerebral, deficiencia visual hasta aborto espontáneo (si la infección se da durante el primer trimestre de gestación). No obstante, la mayoría de los bebés con toxoplasmosis congénita no presentan síntomas hasta pasados meses o incluso años.

Buenas noticias para las mujeres embarazadas

Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el jamón serrano supone una importante fuente de proteínas de alto valor biológico, bajo en hidratos de carbono y rico en ácido oleico, por lo que tiene efectos cardiosaludables. Destaca también su alto contenido en hierro, zinc, potasio, calcio y fósforo; y vitaminas del grupo B como el ácido fólico. Por todo esto, podemos afirmar que el jamón 100% ibérico dentro de una alimentación variada y equilibrada puede resultar muy beneficioso para la salud.

El curado tradicional es compatible con el embarazo

Un estudio reciente realizado por la Universidad de Valencia y la Universidad de Granada ha desarrollado un nuevo método molecular que permite detectar la presencia del parásito de la toxoplasmosis en muestras de jamón.

Entre otros resultados, destaca la conclusión de que si se trata de un jamón que ha sido procesado y curado de forma tradicional con sal marina y se respetan los tiempos de curación regulados y aceptados por la normativa europea, se asegura la total eliminación del parásito.

Medidas de seguridad para el consumo de jamón

  1. Elegir un jamón con más de 15 meses de curación: algunos estudios han llegado a esta conclusión puesto que, en el proceso de curación, los posibles quistes del toxoplasma pierden su acción. A más tiempo de curación, más seguro será, siendo el tiempo de curación ideal a partir de 24 meses.
  2. No consumir jamón u otro tipo de embutido que procedan directamente de la matanza sin haber pasado controles de calidad y seguridad alimentaria.
  3. Congelar el jamón días previos: si aun así, te quieres quedar más tranquila, puedes congelar el jamón a -20ºC durante 48h, o a -18ºC durante 3 días o más (algunos nutricionistas recomiendan hasta una semana).

¿Cómo elegir el jamón adecuado para embarazadas?

beher paleta 100iberico bellota patanegra oro pieza

Elegir el jamón adecuado implica mirar más allá del precio y la presentación. Además de lo tratado anteriormente, se trata de investigar sobre su origen, proceso de curación y calidad.

Optar por marcas reconocidas y establecimientos de confianza puede marcar la diferencia en términos de seguridad y satisfacción culinaria.

Beher, con su profesional trayectoria desde los años 30, tanto nacional como internacionalmente, y sus numerosos reconocimientos a lo largo de los años, es una apuesta segura. Destaca por su compromiso con la calidad y seguridad, cumpliendo con los más altos estándares de producción y curación. Además, Beher cuenta con sus propias fincas repartidas entre España y Portugal con todas sus instalaciones orientadas a la excelencia, calidad y seguridad alimentaria con protocolos de gestión y mejora continua.

En Beher lo ponen fácil, si se trata de buscar un buen jamón con un largo proceso de curación, ponen a tu disposición diferentes variedades de jamón ibérico para disfrutar cada loncha.

Conclusión

Disfrutar del jamón durante el embarazo es posible siempre y cuando se tomen las precauciones necesarias. Elegir productos de calidad y seguir las recomendaciones de seguridad puede permitir a las mujeres embarazadas disfrutar de este manjar sin poner en riesgo su salud y la de su bebé.

No obstante, si tus dudas aún están presentes, no te preocupes, siempre te esperará un delicioso bocadillo de jamón tras el parto.

Preguntas frecuentes (FAQs)

¿Es seguro comer jamón durante el embarazo?

Sí, es seguro comer jamón durante el embarazo siempre y cuando se consuma con precaución. Se recomienda optar por jamones curados de alta calidad que dispongan del certificado de calidad y seguridad alimentaria.

¿Qué tipo de jamón es más seguro durante el embarazo?

El jamón ibérico el cual suele tener un proceso de curación más largo es el más seguro durante el embarazo. Es importante asegurarse de que provenga de una fuente confiable y haya sido curado adecuadamente.

¿Qué pasa si como jamón y no sabía que estaba embarazada?

No te preocupes, la probabilidad de contraer toxoplasmosis es muy baja y se suele presentar en mujeres con defensas muy bajas. Únicamente hay que estar atenta a la aparición de determinados síntomas relacionados con un cuadro gripal.

¿Cuándo es más peligrosa la toxoplasmosis en el embarazo?

La toxoplasmosis es más peligrosa durante el primer trimestre del embarazo ya que es cuando se forma el tubo neural, el corazón y estructuras necesarias para la formación de ojos y oídos entre otros órganos. La infección en este punto puede provocar hasta un aborto espontáneo.

¿Cómo prevenir la toxoplasmosis durante el embarazo?

Para prevenir la toxoplasmosis durante el embarazo se recomiendan seguir una serie de medidas como: lavar las frutas y verduras, lavarse las manos después de tocar alimentos crudos para evitar la contaminación cruzada, evitar el contacto con animales desconocidos, no consumir carnes, pescados o lácteos crudos o poco procesados.